Lourdes Gurriel Padre: "No puedo compararme con nadie que haya jugado en la MLB"

El patriarca de la familia Gurriel se dijo satisfecho de que dos de sus hijos hayan alcanzado el sueño que él no pudo cumplir
El patriarca de la familia Gurriel se dijo satisfecho de que dos de sus hijos hayan alcanzado el sueño que él no pudo cumplir

Por Nathalie Alonso.

La sencillez con la que Lourdes Gurriel se presenta hoy en día - "Soy Lourdes Gurriel, padre de tres hermosos hijos: Yunieski Gurriel, Yulieski Gurriel y Lourdes Jr. Gurriel" - minimiza las hazañas de un legendario beisbolista conocido en su tierra como "El hombre de los grandes momentos".


Mucho antes de que dos de sus hijos debutaran en Grandes Ligas - Yuli milita con los Astros y Lourdes hijo con los Azulejos - Gurriel era una estrella en la Serie Nacional de Cuba, done tuvo promedio de .323 con 2,026 hits, 247 jonrones y 1,077 impulsadas en más de 1,700 juegos desde finales de los años 70 hasta principio de los 90. En ese tramo, ganó dos títulos de bateo y un premio al Jugador Más Valioso.

Fue en el ámbito internacional que Gurriel, un jardinero, forjó su reputación como un bateador oportuno. En una época en la que Cuba era monarca indiscutible del béisbol amateur, el cañonero fue una pieza clave de la selección nacional durante 15 años. Uno de sus momentos más recordados se produjo en la final de la Copa Mundial de Béisbol de 1988 en Italia, en la que empató la pizarra con un jonrón en la novena entrada ante los Estados Unidos para que Cuba conquistara el certamen. Cuatro años después, en los Juegos Olímpicos de 1992 en Barcelona, Gurriel bateó .400 con 10 remolcadas en nueve juegos para ayudar a Cuba a capturar la medalla de oro.

Las políticas del gobierno comunista de Fidel Castro impidieron que Gurriel y otros grandes peloteros cubanos incursionaran en las Grandes Ligas. Desde que Castro tomó el poder en 1959, desertar - abandonar la selección nacional durante un torneo o escapar de la isla - ha sido hasta ahora la única forma de que un jugador cubano llegue a las Mayores.



"El orgullo de todo atleta, que no nos pasó a nosotros, es jugar en Grandes Ligas", dijo Lourdes padre durante una entrevista con LasMayores.com en octubre desde la casa de la familia en Houston. "Ya te probaste. Si lo hiciste bien, felicidades. Si lo hiciste mal, lo hiciste mal, pero te probaste, que es lo máximo".

Con el fin de eliminar el tráfico humano que las deserciones conllevan, el mes pasado, MLB, el Sindicato de Jugadores de MLB y la Federación Cubana de Béisbol anunciaron un acuerdo que crearía una vía legal para que los cubanos jueguen en las Grandes Ligas. Es el tipo de pacto que quizás le hubiera permitido a Gurriel padre probarse en MLB y hubiese cambiado el destino de sus hijos. Yuli y Lourdes hijo se fugaron en Santo Domingo, con el fin de llegar a Grandes Ligas.

Los Gurriel no quisieron comentar sobre el nuevo acuerdo, pero en octubre, el patriarca de la familia se dijo satisfecho de que dos de sus hijos hayan alcanzado el sueño que él no pudo cumplir.



"Me siento muy contento, muy orgulloso de que ellos pudieran estar en Grandes Ligas, pudieran probar lo que yo no pude probar, que me hubiera gustado haberlo probado igual que ellos", manifestó Gurriel. "Porque tengo todos los títulos, pero no puedo compararme con nadie que haya jugado en Grandes Ligas".

Yuli, un infielder quien en 311 juegos de por vida en las Mayores lleva promedio de .291 con 34 jonrones y 175 carreras impulsadas, cree que la generación de su padre hubiese dejado huella en la Gran Carpa.

"Hubieran venido aquí y hubieran tenido la posibilidad de jugar; no me cabe duda de eso", dijo Yuli, de 34 años, durante la Serie de Campeonato de la Liga Americana del 2018. "Pero bueno, solamente sé que queda en un mito. Nunca se hizo realidad. Nosotros venir aquí y poder cumplir nuestros sueños, de verdad que siempre nos lo dice, se siente muy orgulloso por eso".


Comentarios

  1. Se los voy a decir a todos para que aprendan o se callen...Desde 1959 y hasta este año 2018....el mejor bateador que ha tenido Cuba...se llama Lourdes Gurriel padre...Porque el mejor bateador no es el que tiene mejores números....sino el que se la da al pitcher mas dificil en el momento mas dificil y crucial del juego...!...y ese siempre fue Gurriel padre...Y logicamente....estuvo siempre entre los que tenian mejores números....y era el unico slugger que jugando mas de 100 partidos por año...se ponchaba menos de 10 veces.....a veces se ponchaba 3 o 4 veces en todo el año....!...y dicen los expertos y los números....que en los años 70....80.....y 90....en media 150 peloteros cubanos....tenian condiciones de jugar y brillar en Grandes Ligas!..entre ellos Gurriel!
    Entonces...quien mejor para enseñar a sis dos estelares hijos que el mismo?!....Al Cesar lo que es del Cesar!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Formulario de comentarios

Síguenos en Facebook